La mañana de este 13 de enero el alcalde de Quito, Santiago Guarderas, realizó un recorrido por el Metro de Quito desde la parada La Magdalena hasta la Plaza de San Francisco. Allí anunció los parámetros de operación que se aplicarán para esta icónica y tan esperada obra de la capital.

Así, Guarderas informó que la operación del metro estará a cargo de una empresa extranjera, que también deberá encargarse del mantenimiento de las unidades y del personal. Mientras, que solo existirán 18 expertos nacionales en electro mecánica que se capacitarán para que, una vez que termine el contrato, sean ellos quienes lo operen.

Efraín Bastidas, gerente del Metro de Quito, aseguró que empresas de Alemania, Francia, Medellín, Santiago de Chile y España ya han mostrado interés por operar esta obra. Añadió que, por su cuenta, se están contactando con otros operadores para que sean 10 o 12 los que lleguen al concurso.

De su lado, José Carles Terés, estructurador español, explicó que la ganadora del concurso deberá encargarse de cuatro actividades de operación:

  • Planificación del servicio, es decir, un manual de operaciones, guía de operadores y trenes, tabla de tiempos y programas para la operación.
  • Operación de trenes y estaciones, lo cual incluye un esquema de capacitación.
  • Control de calidad.
  • Gestión de contratos asociados a la operación.

Aunque el alcalde no quiso especificar una fecha para entregar esta obra al público, sí aseguró que se lo hará en el último trimestre del 2022. Asimismo, indicó que el Metro de Quito tendrá un costo de $0.60 ctvs. si se va desde Guamaní hasta Calderón.

En cuanto a la situación de Solanda, Guarderas mencionó que se está realizando un estudio para su evaluación geográfica, que, posteriormente, permita tomar las acciones técnicas y jurídicas pertinentes.