A partir de este jueves 13 de enero tener el certificado o carnet de vacunación contra el Covid-19 será obligatorio para usar el transporte público en Quito. Así lo anuncio el secretario de Movilidad, Ricardo Pozo, en rueda de prensa.

La medida aplicará para el transporte urbano, escolar e institucional. Los controles se realizarán de forma aleatoria en estaciones de transferencia y puntos estratégicos de la capital; mismos que estarán a cargo de la Agencia Metropolitana de Control (AMC) y la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT).

Las autoridades informaron que durante los próximos 8 días se encontrarán en etapa de socialización de la medida; pero a partir del día 9 la persona que no cuente con el documento que acredite que está inmunizado no podrá ingresar a los buses y hasta podría ser bajado de la unidad.

Además, aquellos usuarios que no usen correctamente la mascarilla, serán sancionados con una multa del 25% de un salario básico unificado. Mientras que, las unidades de transporte que no mantengan las medidas de bioseguridad serán multadas con hasta cuatro salarios básicos unificados; e incluso el inicio de sanciones administrativas en contra de la operadora.

Pozo aseguró que se solicitará la colaboración de los choferes y ayudantes de los buses para que se controle el carnet de vacunación. Adelantó que en los próximos días se emitirá un instructivo para esta medida.