Desde el inicio de la pandemia, en el año 2020, las ventas del sector textil han disminuido en un 40%. Esto se traduce en la pérdida de $ 500 millones en facturación; así lo explicó Javier Díaz, presidente de la Asociación Ecuatoriana de la Industria Textil, durante una entrevista en “A Primera Hora”, de Radio Majestad.

Díaz también expuso que el 30% de los trabajadores del sector, equivalente a más de 40 mil personas, se han quedado sin empleo. De esta manera evidencia cómo el sector textil ha sido una de las industrias manufactureras más golpeadas durante la emergencia sanitaria.

Para el representante de la industria textil, la situación no varía mucho en el 2021, pues la recuperación industrial no supera el 30% en índices de productividad.

Por ello asegura que la vacunación es una de las decisiones más importantes y contundentes que ha tomado el gobierno de Guillermo Lasso para la reactivación económica. «Los programas de inmunización darán una ayuda en lo psicológico, productivo y económico a los trabajadores y miembros de la industria», comenta.

Una de las medidas del actual gobierno que es vista con buenos ojos por el sector textil es la reducción de aranceles en materias primas, insumos y maquinarias. Hoy, con con estas medidas, se percibe un nuevo espacio para la actividad productiva y de inversión. Según Díaz, estos aportes Estatales se exigen desde hace más de 4 años.

https://twitter.com/PrimeraPlanaECU/status/1415686910941417487?s=20

Asimismo, la agenda de competitividad a la que apunta el nuevo gobierno es a una apertura comercial nacional e internacional. Los diálogos para formar alianzas comerciales con México, Estados Unidos y para ser parte de la Alianza del Pacífico se concretarán en este y el próximo año.

Al respecto, Díaz señaló que estos acuerdos internacionales podrían ser una amenaza o una oportunidad para el sector textil, dependiendo de los términos en los que quede el gobierno ecuatoriano. Añadió, que se debe perder el miedo a la competencia legal con sectores internacionales. Por lo que las manufactureras locales tendrán que ganarse a sus consumidores en un mercado competitivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí