Han transcurrido dos sesiones del Consejo Nacional de Salarios y, hasta ahora, no hay un acuerdo entre empleadores y trabajadores. Esto principalmente porque ninguna de las dos partes aprueba el monto propuesto para incrementar el Salario Básico Unificado para 2022.

Por una parte, los empleadores basan su propuesta en la fórmula establecida en el acuerdo ministerial 185 firmado durante el mandato de Lenín Moreno; resultado de la cual, el incremento debería ser de aproximadamente $3.

Rodrigo Gómez de la Torre, representante de este sector, asegura que “subir por subir (el salario) muchas veces lo que deriva es en un incremento en el empleo no adecuado”. Según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) hasta octubre de 2021, solo el 32% de ecuatorianos tiene un empleo adecuado, mientras que el 23.9% está en el subempleo y el 4.6% no tiene empleo.

El principal problema que debemos tratar es como combatir la falta de empleo. Alrededor de 500 mil trabajadores están directamente vinculados a la remuneración básica y 5 millones no tienen un empleo menciona Gómez.

Postura de trabajadores

De su parte, el sector de los trabajadores no acepta esta propuesta, pues ellos creen que deberían incrementarse $25 al salario básico. Esto con una medida para que el Gobierno cumpla con su ofrecimiento de que el salario llegue a $500 en cuatro años.

Sin embargo, de no ser acogido su planteamiento, Cristobal Buendía, representante de este sector, asegura que no aceptarán un monto menor a $8. Es decir, el 4% de los $400 que actualmente constan para el salario básico.

Para este 30 de noviembre se tiene previsto que haya una tercera reunión del Consejo y de no haber un consenso, será el Ministro de Trabajo quien deba fijar un monto.