En un enorme árbol se posa una majestuosa águila arpía que, según dicen los lugareños, es de buena suerte, pues muy pocos la han visto. Los delfines rosados bailan en las aguas de un río cuyo nombre significa bondadoso y pocos minutos después un mágico atardecer indica el fin de un día maravilloso. Este lugar parece salido de un sueño, pero existe y está en Ecuador. Su nombre es Cuyabeno.

Para llegar a este paradisiaco lugar usted deberá viajar hacia la ciudad de Lago Agrio en la provincia de Sucumbíos y desde allí, tomar un bus hacia el puente sobre el río Cuyabeno, para luego embarcarse en sus aguas por aproximadamente 2 horas y media en bote hasta la laguna grande.

Este santuario natural de más de 600 mil hectáreas alberga a 12 mil especies de plantas, más 550 especies de aves y una gran variedad de monos, reptiles, insectos, entre otras especies. Es por ello que la Reserva de Producción de Fauna Cuyabeno es la segunda más grande del país después del Yasuní.

Además, es una de las áreas protegidas con mayor diversidad cultural de la Amazonía ecuatoriana. Aquí habitan los pueblos indígenas Siona, Secoya, Kichwa, Cofán y Shuar. Jaime Rodríguez, director de Turismo, Cultura y Deportes de Cuyabeno, asegura que cada una de estas cinco nacionalidades conserva su patrimonio vivo con su idioma ancestral. “Es algo que usted no puede encontrar en un solo sitio en otro lugar del país ni del mundo”.

Comunidad Tarabeayá

Una de ellas es la comunidad Siona de Tarabeayá, en donde podrá probar deliciosos platos típicos como el maito de pescado, seco de pollo y los famosos chontacuros. Y porque no, también aprovechar para limpiar su cuerpo de las malas energías. Aldemar Pallaguaje, médico ancestral de la comunidad, aprendió este ritual de su padre desde que era muy pequeño.

Para curar a una persona, Aldemar la examina con un puñado de seleccionadas hojas y el humo de un tabaco, luego en sus manos puede sentir si algo malo ocurre, pero no puede saber que es con exactitud. Para ello, debe esperar hasta que caiga la noche y beber una medicina ancestral que no cualquiera puede tomar. “A los quince minutos que me he servido llega la reacción y se abre” detalla.

Hospedaje y actividades

Estar en lo más profundo de la selva no significa que todo será aburrido, pues disfrutará de caminatas diurnas y nocturnas, recorridos en botes a remo, avistamiento de animales e incluso podrá nadar en las tranquilas aguas del río Cuyabeno; cuya principal característica es su “agua negra” producto de la descomposición de las hojas que caen dentro. Pero tranquilo porque aún seguirá disfrutando de las mismas comodidades en cualquiera de los 17 lodges que aquí se encuentran.

Ana Pallaguaje es guía local del Cuyabeno Dolphin Lodge, el cual que cuenta con cómodas habitaciones y un chef que puede preparar toda clase de platillos. “Tenemos un cocinero especializado que está preparado para brindarles los platos que los turistas requieran. Por ejemplo, veganos, vegetarianos, los que no comen lácteos” asegura Ana.

Si desea ser parte de esta maravillosa experiencia puede contactarse con Dolphin Lodge al número 06 3075 523 o visitar la página web www.ecosportour.com para obtener mayor información y asesoría sobre paquetes y precios.

Pocas veces en la vida se puede experimentar algo tan especial como estar en este paraíso escondido. Aquí la palabra bondadoso realmente tiene un significado y ser ecuatoriano se siente un privilegio. Sin duda si existe el paraíso se parece al Cuyabeno.