Icono del sitio Tuvoz.tv

Sucumbíos lista para recibir a los turistas

La pandemia por COVID-19 golpeó a todos sin excepción. En la provincia de Sucumbíos el turismo y la economía fueron los principales afectados. Es por ello que con diferentes actividades los ciudadanos de esta provincia inician su reactivación económica.

Antes de la pandemia En Cuyabeno se recibían alrededor de 19 000 turistas al año, mientras que ahora ese número se ha reducido a 200 o 300 por mes, de los cuales el 90% eran extranjeros. Jaime Rodríguez, director de Turismo del Municipio de Cuyabeno, asegura cuando el país cerró sus fronteras allí adentro quedaron “prácticamente en cero”.

Es por ello que actualmente en ese municipio se organizan ciclorutas que impulsan el turismo sostenible. Las mismas que cada 2 semanas visitan diferentes comunidades de la zona en donde se desarrollan actividades gastronómicas y culturales para reactivar este sector. “Hemos iniciado en nuestro cantón, de acuerdo a las resoluciones del COE, las actividades que nos generen reactivación económica siempre haciéndolo con responsabilidad” menciona Nelson Yaguachi, alcalde de Cuyabeno.

Lago Agrio

Mientras, la afectación económica del cantón de Lago Agrio fue de un 60%. Es por ello que poco a poco empieza la reactivación. En la parroquia de Pacayacu por ejemplo, se desarrolló la primera feria de emprendimientos con 21 productores locales. “Tenemos que generar alternativas que nos permitan que los emprendedores lleguen hasta los lugares más importantes” afirma la concejala Maryuri Banguera.

Cristhian Silva, presidente de la Asociación de Chefs de la Amazonía, menciona que durante la pandemia 7 de cada 10 negocios cerraron. Razón por la cual decidieron elaborar el sancocho de paiche más grande de la Amazonía. “Lo que nosotros buscamos es que las personas conozcan, miren y entiendan que es lo que tenemos como Amazonía para promover a nivel nacional”.

Emprendedores

Desde hace 2 años Kevin Avilés creó boca dulce una marca con 10 sabores diferentes de vinos artesanales hechos a base de frutas amazónicas. “Esto nació como una idea de un trabajo en clase y después se aprovechó la idea ya que a la gente le interesaba el vino de borojó y se empezó la comercialización” relata Kevin.

Otro de los emprendimientos es Illari que, en idioma Kichwa, significa resplandecer. Allí se ofertan cremas, jabones y cosméticos elaborados con ingredientes 100% naturales de nuestro país. Erika Cargua, dueña de este emprendimiento, cuenta que esta idea surgió nueve meses antes de la pandemia, pero con su llegada tuvieron que empezar a promocionarla pues se convirtió en su único sustento.

La provincia de Sucumbíos sin duda es una tierra maravillosa, no solo por sus mágicos atractivos turísticos, sino por su gente amable y sobre todo trabajadora. Si desea adquirir cualquiera de estos productos puede contactarse mediante las redes sociales de Hecho en Sucumbíos.

Recordemos que con la ayuda de todos poco a poco sacaremos al país adelante y volveremos a la normalidad.

Salir de la versión móvil